Organizaciones de salud pública piden a la Comisión Europea el completo etiquetado de las bebidas alcohólicas

Bruselas, 10 Septiembre 2014

 ¿Qué no está en la botella?

Organizaciones de salud pública piden a la Comisión Europea, en el Parlamento Europeo, el completo etiquetado de las bebidas alcohólicas

  • ¿Por qué una botella de leche o de jugo de frutas visualiza los ingredientes y la información nutricional, pero no una botella de whisky o cerveza?
  • “Hacemos un llamamiento a la Comisión Europea para situar los envases de alcohol en línea con los envases de bebidas no alcohólicas”
  • El consumidor tiene el derecho de tomar decisiones informadas sobre los productos que compra

El día 10 de septiembre en el Parlamento Europeo (Bruselas) expertos en salud pública harán una llamada a la Comisión Europea para realizar cambios en la legislación sobre el etiquetado de alcohol y permitir a los consumidores tomar decisiones verdaderamente informadas. La iniciativa corresponde a EUROCARE (Alianza Europea de Política de Alcohol) que reúne 57 organizaciones miembros, entre ellas SOCIDROGALCOHOL, en 25 países europeos

Actualmente, cuando un consumidor bebe alcohol es muy poco probable que sepa exactamente lo que está bebiendo, a menos que busque en el sitio web de la compañía. En 2011, las instituciones europeas aprobaron una legislación que requiere el etiquetaje de alimentos y bebidas no alcohólicas, incluyendo el jugo de fruta y leche, con información sobre los ingredientes nutricionales. Sin embargo, las bebidas alcohólicas estaban exentas de esta obligación.

Menosprecio al consumidor

El evento será organizado por el miembro del Parlamento Europeo Glenis Willmott (S&D, Reino Unido), que comenta: "Estamos menospreciando a los consumidores al negarles la oportunidad de tomar una decisión informada sobre el alcohol que compran. Quiero asegurarme de que el nuevo Parlamento trabajará con la Comisión para rectificar este problema”.

"Como profesionales de salud pública buscamos políticas eficaces para hacer frente a los daños relacionados con el alcohol, las etiquetas son una forma infrautilizada para empoderar a los consumidores a tomar decisiones saludables sobre el consumo de alcohol", ha dicho el Dr. Lars Møller, de la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa.

"¿Por qué una botella de leche o de jugo de frutas visualiza los ingredientes y la información nutricional, pero no una botella de whisky o cerveza? No vemos ninguna razón. Los consumidores tienen derecho a saber lo que están bebiendo. Las bebidas alcohólicas no deben ser tratadas de manera diferente a otras bebidas y alimentos en general. Si vamos a ayudar a los consumidores a elegir qué, cuándo y cuánto beber, etiquetar la lista completa de los ingredientes -incluyendo los alérgenos, los aditivos y conservantes- es una necesidad en las bebidas alcohólicas", según Ilaria Passarani, jefe del departamento de la Salud y la Alimentación deHealth and Food Department, BEUC, The European Consumer Organisation.

Llamamiento para la salud

"Es realmente sorprendente que los responsables europeos negaron a los consumidores su derecho a saber lo que está en sus bebidas mediante la exclusión de las bebidas alcohólicas de la legislación. Estamos a la espera del informe que la Comisión Europea tiene la obligación de redactar antes de diciembre de este año sobre el etiquetado de alcohol. Hacemos un llamamiento a la Comisión Europea para situar los envases de alcohol en línea con los envases de bebidas no alcohólicas", dijo Mariann Skar, Secretaria General de la Alianza Europea de Política de Alcohol (EUROCARE).

El llamamiento se refiere al racional de etiquetado alcohol y la relación entre el alcohol y la dieta saludable. El alto contenido en azúcar significa que el alcohol contiene un número considerable de calorías, con un contenido de energía de 7,1 kilocalorías por gramo; sólo la grasa tiene un valor más alto de energía por gramo (9 kcal/g). Los estudios realizados en el Reino Unido han demostrado que el alcohol produce un incremenet de casi el 10% de la ingesta energética entre los adultos que beben.

El consumo de alcohol reduce la cantidad de grasa que el cuerpo quema para obtener energía. Mientras que los nutrientes, proteínas, carbohidratos y grasas se pueden almacenar en el cuerpo, el alcohol no puede. Como resultado, el cuerpo prioriza retirarlo lo que significa que todos los otros procesos, incluso la absorción de nutrientes y la quema de grasa, quedan interrumpidos.

Mucha gente se olvida de incluir las bebidas alcohólicas cuando analizan lo que comen, y así es muy fácil para la energía del alcohol pasar desapercibida. El alcohol también actúa como un estimulante del apetito y puede llevar a comer en exceso en las comidas y por la noche.

El consumidor tiene el derecho de tomar decisiones informadas sobre los productos que compra, y es obligación de las instituciones permitir ejercer este derecho.

Evento organizado por EUROCARE día 10 septiembre 2014:

http://www.eurocare.org/media_centre/upcoming_events/what_s_not_on_the_bottle_state_of_play_of_alcohol_labelling_in_the_eu_10_09_2014_brussels?

Más información de prensa: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Más información.

Mariann Skar, Secretario General

EUROCARE Alianza Europea de Política de Alcohol

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Tel: +32 (0) 474 830 041

www.eurocare.org

EUROCARE (Alianza Europea de Política de Alcohol) es una alianza de organizaciones no gubernamentales de salud, entre ellas SOCIDROGALCOHOL, con alrededor de 57 organizaciones miembros en 25 países europeos que abogan por la prevención y reducción de los daños relacionados con el alcohol en Europa.