Prevención

La OMC se suma a una campaña para combatir el estigma de la persona con trastorno adictivo

Firma Estigma OMC

La Organización Médica Colegial se ha adherido a la campaña de Socidrogalcohol #rompeelestigma para combatir el estigma de la persona con trastorno adictivo, mediante un acuerdo firmado ayer entre los presidentes de ambas entidades, Dr. Serafín Romero y Francisco Pascual Pastor, respectivamente.

Para Socidrogralcohol uno de los problemas más comunes que se encuentra la sociedad a la hora de entender las adicciones es la falta de comprensión, el rechazo incluso de este tipo de pacientes, al no entender que se trata de enfermos con los mismos derechos a ser atendidos como cualquier persona que sufra otro tipo de patología.

El estigma de la persona con trastorno adictivo sigue presente décadas después de que se reconozca que la adicción es una enfermedad. La persona con una conducta adictiva es vista por la sociedad como alguien vicioso que ha elegido ponerse enfermo. Pocos entienden en la sociedad la dimensión integral de la enfermedad, la presencia de problemas biológicos, psicológicos y sociales. La gran mayoría de las personas con problemas de adicción sufren el rechazo social y son apartados y estigmatizados

Durante la firma del acuerdo el presidente de la OMC. Dr. Serafín Romero, aseguró que la organización es consciente de que hay ciertas enfermedades, especialmente las relacionadas con la salud mental y/o adicciones que siguen siendo estigmatizadas y por ello – dijo –“nos unimos a esta campaña para normalizar y demandar que la atención sanitaria a estas personas se haga en las mismas condiciones que para el resto”. El Dr. romero recalcó que “este no es un tema nuevo en nuestra organización, hace más de 15 años que pusimos en marcha el Programa de Atención al Médico Enfermo (PAIME) centrado en las enfermedades mentales y/o adicciones, gracias al cual conocimos que nuestros compañeros no accedían a los tratamientos de estas patologías de una manera normalizada porque eran enfermedades que generaban estigma, es por todo esto –añadió – que compartimos esta campaña la tanto como profesionales como ciudadanos”.

Por otra parte, el presidente de Socidrogalcohol, Francisco Pascual, manifestó que “nuestra alianza con la OMC surge bajo la idea de luchar contra este estigma para que cualquier persona que tenga un trastorno adictivo de cualquier tipo, sea tratada en la red pública sanitaria como cualquier otro paciente, sin diferenciaciones y con una estructura homogénea, acceso total a tratamientos y fármacos y con las mismas garantías asistenciales en todo el territorio del Estado español”

Campaña #rompeelestigma

El principal objetivo de estate Plan de Sensibilización es reducir el estigma de las personas adictas dentro de la sociedad y reclamar una intervención acorde con esta normalización. Entre otras cuestiones pretende favorecer el abordaje integral, público y gratuito, asumiendo la coordinación con otros recursos, reclamar la existencia de estructuras asistenciales acordes a las necesidades de los pacientes y sus familias; normalizar los servicios y recursos asistenciales; dotar cada servicio con unos equipos mínimos de profesionales; consolidar el derecho de todos los pacientes / usuarios al acceso en las mismas condiciones a los fármacos adecuados a su patología, normalizar el uso de fármacos agonistas opiáceos con las máximas garantías y condiciones de calidad; exigir a la administración la financiación de todos los tratamientos dirigidos a la dependencia; reclamar y reforzar los derechos de estos pacientes para que reciban un trato y una atención como cualquier paciente que pueda sufrir otra patología; exigir el respaldo por parte de la administración a las organizaciones de pacientes y familiares; aumentar el conocimiento social sobre que la adicción es una enfermedad; aumentar la normalización y entendimiento social sobre que la enfermedad no es un vicio ni una elección personal; aumentar la conciencia social acerca de la necesidad de reinserción de las personas que la sufren; y visibilizar, dar voz y trabajar junto con los colectivos de pacientes adictos.