“Legalizar el cannabis sería banalizar su consumo”. F. A. Babín

El País 3 abril 2014

 El delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas mantiene que no hay motivos para cambiar su regulación

 Antonio Jesús Mora Caballero Sevilla 3 ABR 2014

A finales de diciembre, Uruguay aprobaba una ley para regular el comercio de marihuana. A los pocos días, Colorado iniciaba la venta legal de esta sustancia para su uso recreativo. Ante estas decisiones y el consiguiente debate sobre la legalización del cannabis, el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco A. Babín, ha asegurado este jueves que no existen motivos, “todo lo contrario”, para que España cambie su regulación sobre el consumo de esta sustancia. “Legalizar el cannabis sería banalizar su consumo”, ha asegurado Babín en el marco de las Jornadas Nacionales de Socidrogalcohol.

 

 

Babín ha asegurado que, pese a que determinados grupos de interés califican la marihuana como inocua, el cannabis es una "fuente de conflictos para la salud", dada la posibilidad de padecer psicosis a lo largo de la vida, por su poder carcinógeno o por el hecho de que respecto a todos los fallecidos por accidentes de tráfico en los que se detectó la existencia de estupefacientes, el 47% era por cannabis. “Quizás no mate por sobredosis, pero sí que lo hace desde el punto de vista del día a día en el contexto social en el que se consume”, ha dicho. Asimismo, ha señalado que un 16% de los jóvenes que fuman esta sustancia están en “alto riesgo” —repercute en su desarrollo mental y madurativo—.

Como argumentos, el delegado también ha señalado que de las más de 2.000 consultas nuevas en España en 2011 de menores que acudieron a tratamiento, el 93% era por cannabis. De estos, la edad de inicio era de 9,5 años.

Babín ha considerado "una simplicidad que cae por sí misma" la idea de que generar un mercado regulado de cannabis evitaría su comercio ilícito, pues "la mejor manera de efectuar un control positivo es precisamente incrementar el control sobre la oferta, no generalizarla". El delegado del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas también ha apuntado que España es el país de la Unión Europea que, con diferencia, más resina de hachís decomisa (70% del total).

Babín ha señalado que en España sí que existe una regulación del consumo del cannabis, "aunque de una manera que no es la que le gustaría a los que quieren hacer negocio". Ha recordado que en España es "perfectamente lícito" usar derivados del cannabis en patologías en las que su administración es efectiva —como la utilización del medicamento Sativex para la esclerosis múltiple—, ya que se permite usar con fines de investigación o terapéuticos, si bien "debe hacerse bajo unas normas", rechazando la automedicación. “No queremos su autoconsumo terapéutico”, ha apuntado. “Lo que no vamos a permitir es su producción, cultivo y comercialización con afán de lucro”, ha finalizado.