Revista Adicciones: continuidad e innovación

En el número de ADICCIONES Vol. 26.4, Pilar Alejandra Sáiz Martínez, Editora de la revista, publica el siguiente Editorial donde presenta su Plan Estratégico.

 

Con fecha junio de 2014 he sido seleccionada para Editor de la revista Adicciones y he aceptado este gran reto por un periodo de tres años a partir del momento de inicio. Este primer semestre al cargo de la revista ha resultado crucial para conseguir una más profunda familiarización con la revista y sus objetivos, así como, para diseñar nuevas oportunidades de crecimiento para la revista y redefinir la hoja de ruta y plan de acción editorial para un futuro a medio plazo.

La revista ADICCIONES se funda en el año 1989 como iniciativa de la Sociedad Científica Española de Estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y las otras Toxicomanías (SOCIDROGALCOHOL), respondiendo así a una necesidad interna de dotar a los socios de un órgano de expresión científica. También nació como una expresión más de la voluntad de servicio de SOCIDROGALCOHOL hacía la comunidad científica de habla hispana, en este caso ofreciendo ser un vehículo para recoger y difundir sus trabajos científicos.

Después de todos estos años de funcionamiento de la revista ADICCIONES se ha podido comprobar que dicha empresa no se inició en vano, ya que se ha venido trabajando continuamente en la mejoría a todos los niveles de la revista habiéndose conseguido su indexación en las principales bases de datos nacionales e internacionales especializadas en el tema. Haciéndose, de igual modo, una amplia distribución de los números publicados especialmente en el mundo de habla hispana, enviándose ejemplares en formato papel o digital a toda Latinoamérica. De igual modo ha sido posible la descarga gratuita de los números que conforman la revista a través de su página web: www.adicciones.es/. Todos los artículos publicados en la revista son originales y han pasado previamente un proceso de revisión por pares anónimo.

Como resultado del buen funcionamiento y de la calidad de los contenidos de la revista, se consiguió incluirla, en el año 2010, en el Journal Citation Reports (JCR) Social Science Edition  Science & Social Science Editions desde el año 2010 (Thomson Reuters, 2014), habiéndose conseguido el análisis del último año valorado (2013) la cota más alta de factor de impacto, 1.167.

Si bien el modelo bio-psico-social de Engel (1977) es, actualmente, completamente aceptado en el campo de las adicciones, a menudo puede ser complicado de aplicar en la práctica clínica cotidiana, siendo igualmente, complicado el desarrollo de hipótesis apropiadas que integren los diferentes componentes de dicho modelo y sus interacciones.

Teniendo presentes dichas dificultades, la filosofía editorial de ADICCIONES es y seguirá siendo considerar los trastornos relacionados con sustancias y trastornos adictivos como un fenómeno complejo que puede verse afectado por múltiples factores y ser interpretado desde diferentes y variados puntos de vista. En ese sentido, la revista ADICCIONES aporta aspectos culturales y sociológicos que no son, a menudo, tenidos en consideración. Así, es uno de mis objetivos primordiales como Editor, es el mantenimiento de una perspectiva multidisclipinar en la que se tengan presentes los aspectos previamente mencionados, junto con el abordaje clínico, terapéutico, en el más amplio sentido de la palabra; pero también es intención el incremento de publicaciones que profundicen en aspectos más básicos de las adicciones. Dicho de otro modo, se pretende contar con colaboración y trabajos de: i) personas que trabajan en investigación de modo consorciado en grupos de trabajo de relevancia y prestigio tales como son las estructuras organizativas asociadas al Instituto de Salud Carlos III, como son la Red de Trastornos Adictivos (RTA) o el Centro de Investigación en Red de Salud Mental (CIBERSAM); ii) aportaciones de grupos procedentes desde cualquiera de los campos previamente citados (psiquiatría, psicología clínica, comunidades terapéuticas, sociología, antropología, metodología, psicobiología, genética, neurobiología o farmacología). Por otra parte, es para mí primordial la expansión y el diálogo con otras disciplinas complementarias.

Como ejemplo de estas intenciones basta señalar que recientemente se ha procedido a realizar una remodelación del Comité Editorial, en el cual uno de los aspectos más destacables es la ampliación del número de editores asociados,  personas de máxima confianza y competencia y, por tanto, de gran ayuda para el Editor, ampliando la participación de profesionales dedicados no sólo a la investigación clínica desde todas sus facetas, sociológica y antropológica, sino también a la investigación básica y a toda la neurociencia, con incorporación de profesionales procedentes de la psicobiología, genetistas, farmacólogos, etc.       

De igual modo, se ha ampliado y actualizado tanto el Consejo Editorial como el Comité de Expertos, teniendo siempre presente la directriz previamente mencionada y tratando de favorecer en todo momento la continuidad a nivel científico, de impacto bibliométrico, formativo e investigador, pero ampliando perspectivas y trabajando de modo más cercano con disciplinas complementarias. Todo ello con la perspectiva de excelencia tanto a nivel nacional como internacional.

Son otros de los objetivos del próximo trienio la mejora de la plataforma informática de la revista con el fin de facilitar la accesibilidad y el manejo online a todos los posibles usuarios de la misma (lectores, autores, revisores, miembros de Consejo Editorial, organizaciones interesadas en el tema, etc.).

Otro objetivo es dotar a la revista del correspondiente DOI (Digital Object Identifier) con el fin de que cada artículo tenga un número específico, no modificable con el paso del tiempo o con los cambios de ubicación del mismo, que cualquiera pueda utilizar para localizar a través de la red el citado artículo (International DOI Foundation, 2012). Esto permitiría, además, adelantar la publicación online de los artículos una vez aceptados, permitiendo una aparición al público más temprana de los mismos y un mayor tiempo exposición para su posible consulta y citación que podría repercutir de modo positivo en la citación de la innovación de la revista.

De igual modo, está previsto a partir del volumen 27 la publicación bilingüe “on time” (español e inglés) de todos los artículos lo que sin duda supondrá una mayor capacidad de penetración e impacto científico y formativo del material publicado.   

Quisiera señalar, por último, la necesidad de tener en cuenta aspectos de evaluación externa e interna de la revista que permitirá un mejor conocimiento del funcionamiento, progreso y “estado de salud” de la misma, y para lo que se utilizarán parámetros de tipo objetivo como son, en el caso de la evaluación externa, el factor de impacto o las estadísticas de uso mensual enviadas desde el National Center for Biotechnology Information (NCBI) y, en el caso de la evaluación interna, el número de vistas a la páginas web de la revista, el historial de artículos aceptados y rechazados o los tiempos medios de espera en las diferentes etapas del proceso editorial.

Todo lo previamente expuesto se pretende realizar fomentando la sostenibilidad de la revista y la transparencia en todas las acciones que se llevan a cabo, tanto en relación con la propia revista, como en la relación con los lectores, autores, colaboradores, miembros del consejo editorial y con los propietarios de la misma. Evitaré, en todo momento, incurrir en una mala praxis respetando obligadamente la normativa tanto del Committee on Publication Ethics (COPE, 2011) y de la International Society of Addiction Journal Editors (ISAJE), de la cual solicitaré ser miembro.

No me gustaría finalizar el presente editorial de presentación de mi Plan Estratégico sin antes reconocer y agradecer a todas las personas, especialmente a los Dres. Calafat, Becoña y Bobes, líderes del Comité Editorial anterior y a tantos otros (autores, colaboradores, revisores, miembros del Comité Editorial), que en estos veinticinco años de vida de ADICCIONES han colaborado y siguen colaborando, la mayoría de ellos, de modo entusiasta con la revista hasta situarla en el lugar que actualmente ocupa y que supone un orgullo para todos los profesionales de habla hispana interesados en el tema.

Por último, no me queda más qué solicitar su comprensión, ante los errores que pudieran detectarse en estos momentos de transición y su colaboración, sugerencias y ayuda desde cualquier ámbito y punto de vista, siempre con un ánimo de mejora en el producto final. Así como agradecer a los lectores por la confianza depositada en este esfuerzo editorial y animar a los investigadores que trabajan desde cualquier ámbito relacionado con las adicciones a enviar sus propuestas a la revista.

Diciembre 2014.

Referencias

Committee on Publication Ethics (COPE). (2011). Code of conduct and best practice guidelines for journal editors. Recuperado de http://publicationethics.org/files/Code_of_conduct_for_journal_editors.pdf  

Engel, G.L. (1977). The need for a new medical model: a challenge for biomedicine. Science (New York, N.Y.), 196, 129-136.

International DOI Foundation. (2012). Digital Object Identifier System Handbook. Recuperado de http://www.doi.org/hb.html.

International Society of Addiction Journal Editors (ISAJE). Ethical practice guidelines in addiction publishing: A model for authors, journal editors and other partners ISAJE Ethics Committee. Recuperado de http://www.parint.org/isajewebsite/ethics.htm.

Thomson Reuters. (2014). Journal Citation Reports. Recuperado de http://admin-apps.webofknowledge.com/JCR/JCR?RQ=HOME.