Socidrogalcohol remarca la importancia de la nueva Ley de Prevención de Consumo de Alcohol en Menores propuesta por el Gobierno

logo-socidrogalcohol-110Diciembre 2016.La legislación española prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas a los menores de 18 años, sin embargo -según el estudio ESTUDES 2014/15- el 72% de los que tienen 17 años toman bebidas alcohólicas y el 44% hacen “atracones” de bebida. ¿Por qué consumir alcohol en edades tan tempranas es dañino para el organismo? Nos encontramos pues ante un grave problema de salud en nuestra sociedad. La muerte de la menor en un botellón de Madrid activó todas las alarmas el pasado mes de noviembre y poco después el Gobierno anunció una Ley de Prevención del Consumo de Alcohol en Menores. Aún sin conocer el contenido de esta ley, la sociedad científica Socidrogalcohol remarca la importancia de su desarrollo y puesta en marcha ante una situación grave que está atentando contra la salud de los jóvenes españoles desde hace ya algunas décadas y a la que hay que buscar una solución bien estructurada.

El consumo de alcohol en menores de edad debe ser cero porque, entre otras cosas, interfiere en su capacidad de evaluar los riesgos cuando toman decisiones. El cuerpo humano puede estar bien desarrollado hacia los 16 años de edad o incluso antes. Sin embargo, el cerebro humano presenta importantes cambios durante la adolescencia y sigue madurando durante la década de los 20 años; por lo que la ingesta de un tóxico como el alcohol va a tener consecuencias directas en el desarrollo normal de este órgano, consecuencias que van a permanecer durante toda la vida del individuo.

El objetivo del Gobierno, y con el que Socidrogalcohol coincide y se brinda a participar y colaborar, es acabar con la permisividad social del alcohol en los menores que beben. La ley nacional propuesta debe unificar por primera vez las múltiples normativas autonómicas que regulan el acceso. Una de las medidas que se plantean (según publicaba ABC) es la de realizar controles de alcoholemia a menores en las calles (en los botellones) y cursos para familias cuyos hijos se han visto implicados en consumos, de modo que la ley no se oriente desde la perspectiva punitiva sino desde la sensibilización con la implicación de los padres a los que se les enseñará cuáles son los efectos del alcohol en un organismo en pleno desarrollo.

La presentación de la ley en el Congreso vino con recomendaciones acerca de la regulación publicitaria tanto directa como indirecta. Socidrogalcohol aboga por la implementación de esta moción presentada por ser una parte fundamental que debe contener la ley, dado que científicamente se ha demostrado que la publicidad aumenta la probabilidad de un consumo prematuro y en mayores cantidades.

SOCIDROGALCOHOL se brinda a ayudar con sus profesionales y los conocimientos científicos en el desarrollo de una ley que considera imprescindible y oportuna por parte del Gobierno y en la que será necesaria trabajar para que se incluyan las diferentes posturas y se construya la idoneidad que cumpla con el objetivo común.